La búsqueda de la felicidad

La búsqueda de la felicidad nos puede llevar por caminos equivocados
La búsqueda de la felicidad nos puede llevar por caminos equivocados

La sociedad actual genera mucha presión sobre nosotros promoviendo modelos ideales de vida en ámbitos como el trabajo, la pareja y el aspecto físico por mencionar algunos. Dentro de cada uno de ellos idealiza los mínimos detalles: cómo te has de sentir en tu trabajo, cómo ha de ser el sexo y la comunicación con nuestra pareja, el ocio y un sinfín de modelos en los que se nos invita a llegar a  un estado de felicidad ideal TIENES QUE SER FELIZ PARA EMANAR POSITIVIDAD.

Dentro de este panorama han aparecido soluciones para que consigamos rápidamente estos estados ideales generando más confusión, angustia y frustración por no llegar a ellos. Algunos ejemplos  son los libros de autoayuda y las terapias con un trasfondo seudocientífico que convencen a nuestro corazón buscador de la felicidad. Estos modelos se extendieron más rápidamente a partir de los años 60 en occidente donde se fueron adoptando saberes orientales (y se sigue haciendo) deformando enseñanzas de una gran profundidad llevándonos a lo que se ha dado en llamar “espiritualidad de consumo rápido”. Evidentemente es tentador, en poco tiempo solucionar nuestros problemas ¡una maravilla! Pero lo cierto es que algunas de estas técnicas nos pueden acabar convenciendo de que somos inútiles porque no hemos sido capaces de cambiar nuestra vida y encima nos sentimos culpables porque queremos ser felices y no podemos

Algunos de mis clientes en sesiones se sienten mal por no conseguir lo que la terapia tal o cual les prometió o lo que el último best seller de autoayuda predica. Se sienten culpables porque parece ser que hay que estar motivado, saber lo que quieres en la vida, ser positivo y por mucho que lo han intentado no lo consiguen y ¿por qué puede ser? sencillo: evitar  nuestras heridas psicológicas  y dolores del corazón no nos llevará a ningún lugar, simplemente genera una fantasía con un pico de motivación temporal . Para conquistar la madurez emocional se necesitan años de trabajo serio interior y no un paquete de sesiones exprés para hacerte solucionar tus dificultades.

No hemos de ser necesariamente heroínas o héroes del mundo emocional con renombrado éxito. Es importante ver cómo somos, qué configura nuestro mundo emocional, no centrarnos en lo que quiero ser porque no me gusto. Para conseguir la anhelada felicidad hemos de abrazar nuestra propia complejidad, sin atajos ni fantasías y desde ahí ir deshaciendo nudos permitiéndose ser quien seas más allá de modelos inventados por otros.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s